• Enrique Muñoz Borrero
    Enrique Muñoz Borrero Decano Programa Marketing

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que hay que cortar la red de contagio sobre una importante amenaza que acompaña al COVID-19, la desinformación y el aumento de “fake news”. Pero paralelamente, también se están desarrollando nuevos enfoques con impactos positivos liderados en las redes sociales que apoyan a las comunidades.

El papel de las redes sociales es el de entretener, distraer, orientar, y aunque han tenido un impacto de noticias falsas o “fake news” frente a la pandemia con un porcentaje de información poco veraz, sobre todo si no provienen de fuentes oficiales, con la difusión de datos erróneos y medidas que no se han anunciado por parte del Gobierno.

Frente a este tema Enrique Muñoz Barrero, Decano del Programa de Marketing de la Universidad Piloto de Colombia afirma: “la preocupación constante de la gente por conocer sobre el virus ha derivado que se comparta cualquier información que se recibe y se considere de interés general antes de verificar si esta es real, ya que los mensajes y noticias en las redes sociales potencializan o refuerzan los sentimientos o puntos de vista de las personas. Pero en otro sentido, su función ha cambiado y se ha fortalecido, convirtiéndolas hoy más que antes, en un dinamizador de la actividad comercial, grandes, medianas, pequeñas empresas, economía informal, restaurantes, todo el mundo hoy en día hace uso de las redes sociales para ofrecer y promocionar sus productos y servicios, siendo esto un aspecto muy positivo y proactivo para dinamizar la economía y reinventar a los emprendedores con un nuevo marketing digital”.

En este aspecto se ha observado que las personas que publican sus necesidades de productos y servicios, en pocos segundos tienen uno o muchos oferentes. Es así que, ante la actual situación, las personas tienen más tiempo para dedicarle a las redes sociales y por consiguiente, la difusión de mensajes es mayor en un segmento de edad que ha sido educado tecnológicamente.

De esta manera se está transformando una amenaza en múltiples oportunidades de mercadeo y lo que sí es indudable, es que esto ha cambiado la forma de pensar y de hacer las cosas, en todo y para todo. No solo marcas sino también asociaciones o movimientos sociales que han surgido de este nuevo panorama y que aportan valor a las personas que más lo necesitan, generando un marketing social nuevo, inmediato y que llega a tiempo para conseguir los objetivos que se desean lograr.

El papel de relevancia de las redes sociales en el marketing social debe enfocarse en nichos de mercado concretos y públicos determinados, así añade Muñoz: “Un tema muy importante que va a ser impactado es el comercial, definitivamente los apoyos tecnológicos están demostrando que se convierten en un aliado muy fuerte y que luego de que pase todo esto la forma de pensar de las personas de mercadeo y los comerciales va a cambiar y desde mi punto de vista, se va a fortalecer.  Se crean nuevos canales y se genera mayor proximidad con el consumidor, así mismo, como deben reinventase las industrias creativas”.

Frente a esta coyuntura y por lo menos a lo que resta de este año, las redes sociales seguirán teniendo un papel relevante en la vida de las comunidades, dando a las personas la oportunidad para demostrar su creatividad, a las empresas y a los emprendedores su capacidad a reinventarse y al mundo entero a manifestar su solidaridad.

Contacto Editorial:
Martha Lenis Plazas
Cel: 3114824073
mlenis@cubecomunicaciones.com

Recent Posts

Leave a Comment